Wendy Alarcón

¡Wendy Alarcón ya forma parte de Missions València 2030!

De este modo, se compromete a reducir con sus acciones la contaminación causante del cambio climático en el planeta y contribuir con el cumplimiento del Acuerdo de París.

Wendy Alarcón realiza las siguientes acciones #PorElClima:

Como menos carne

La producción de alimentos animales emite mucha más cantidad de gases de efecto invernadero que otros como frutas, verduras, cereales o legumbres. Reduciendo nuestra ingesta de carne podemos reducir hasta 190 kgCO2 al año.

Compro siete piezas menos de ropa al año

Reducir nuestro consumo implica producir menos, gastar menos materiales, reducir los residuos y reducir nuestras emisiones. Comprar ropa de manera responsable, teniendo en cuenta nuestras necesidades reales y priorizando productos de segunda mano y mercadillos puede reducir 190 kgCO2 al año.

Consumo alimentos de proximidad y temporada

Es importante conocer qué frutas y verduras hay en cada temporada y, además, priorizar las que sean cultivadas en nuestro territorio o territorios cercanos. Hablando con la dependienta o el dependiente de nuestra frutería y eligiendo conscientemente, podemos ahorrar hasta 250 kgCO2 al año.

Elijo productos con menos embalaje y reduzco el uso de productos desechables

Los productos desechables significan consumir energía y recursos con muy poca vida útil. Además, pueden provocar otros problemas medioambientales como la gestión de residuos. Usar bolsas de tela y comprar productos no embalados puede reducir hasta 39 kgCO2 al año.

Reduzco el desperdicio de alimentos

El desperdicio alimentario supone un gran impacto en el medio ambiente y una enorme pérdida de los recursos necesarios para su producción: agua, superficie agrícola y energía. Planear bien las comidas y las compras, hacer cocina de aprovechamiento o incluso promover compostadoras comunitarias son formas de reducir nuestro desperdicio alimentario y reducir 285 kgCO2 al año.

Reparo dos pantalones

Una manera de reducir nuestro consumo es priorizar la reparación antes  que usar y tirar. Los locales de reparación de ropa y calzado, así como las tiendas de segunda mano pueden hacerte ahorrar 30kgCO2 al año.

Separo y reciclo los residuos

Separar los residuos para facilitar su posterior reciclado significa reducir el trabajo de extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas. Reciclando disminuimos la presión sobre los recursos naturales, ayudamos a proteger el clima y podemos ahorrar 170 kgCO2 al año.

Tengo una dieta basada únicamente en vegetales

La producción de alimentos animales emite mucha más cantidad de gases de efecto invernadero que otros como frutas, verduras, cereales o legumbres. Teniendo una dieta completamente libre de productos animales podemos reducir hasta 950 kgCO2 al año.

Consumo agua del grifo

Beber agua del grifo no solo evita utilizar gran cantidad de plástico, sino que ahorra las emisiones causadas por producir y transportar esas botellas. En València, el agua del grifo es totalmente saludable y cumple con estrictos controles de sanidad. Utilizar botellas reutilizables y beber agua del grifo puede ahorrar hasta 280 kgCO2 al año.

Ahorro energía en la cocina

Usar el lavavajillas en lugar de fregar a mano, el microondas en lugar del horno, tener la nevera a 5ºC y el congelador a -18ºC, cocinar con las ollas tapadas, usar la olla a presión… todo ello puede hacer que ahorremos hasta 20 kgCO2 al año.

Aíslo mi vivienda con mejoras en las fachadas y las ventanas

A un precio reducido, utilizar persianas y toldos puede tener un impacto muy importante en el confort de nuestra casa. Si quieres ir más allá, puedes proponer a tus vecinos/as organizar un taller con la Oficina de la Energía sobre las posibilidades y las subvenciones para rehabilitar el edificio, aislar la fachada o cambiar las ventanas. Por cada vivienda se pueden ahorrar hasta 220 kgCO2 al año.

Contrato electricidad procedente de fuentes renovables

Contratar electricidad 100% renovable en casa es muy fácil y no tiene costes extra. Puedes contactar con la Oficina de la Energía o asistir a un taller sobre factura eléctrica para aprender cómo. Este cambio puede hacerte ahorrar hasta 493 kgCO2 al año.

Hablo con otros vecinos/as y el/la administrador/a de mi finca sobre la posibilidad de instalar placas solares en nuestro edificio

Las instalaciones de autoconsumo renovable pueden ser colectivas y compartidas entre varias personas o para todo un edificio. Puedes proponer a tus vecinos/as hacer un taller de la Oficina de la Energía para conocer las posibilidades del autoconumo colectivo en vuestro edificio, así como las ayudas que existen. Según el tamaño de la instalación, podréis ahorrar alrededor de 3000 kgCO2 al año.

Hago un buen uso de la climatización en mi casa

Ajustar la calefacción a 21º-22º y la refrigeración a 24º-26º, evitar fugas de calor o frío por ventanas o puertas, priorizar el ventilador en lugar del aire acondicionado… todo ello puede hacernos ahorrar hasta 32 kgCO2 al año.

Instalo placas solares en mi edificio o casa

Actualmente, la legislación permite instalar placas solares para autoconsumo de una forma fácil y ágil. Además, la tecnología es más barata que nunca y existen bonificaciones fiscales y subvenciones. Instalar placas solares para tu casa puede hacerte ahorrar hasta 388 kgCO2 al año.

Limpio con agua fría y no utilizo la secadora

Hay pequeños hábitos diarios que pueden hacernos ahorrar mucho dinero y energía. Tender la ropa en vez de usar la secadora, y limpiar con modos de agua fría en la lavadora pueden ahorrarnos hasta 300 kgCO2 al año.

Minimizo el consumo del stand by

Los consumos stand-by, fantasma o no útiles pueden suponer entre un 2 y un 10% del consumo de una casa. Poner regletas para ayudarnos a apagar varios aparatos cuando no los utilizamos o programar el router para que se apague cuando estamos durmiendo puede hacernos ahorrar hasta 26 kgCO2 al año.

Participo en manifestaciones y reivindicaciones para defender un nuevo modelo energético y el derecho a la energía de toda la población

Tener acceso a la energía debería ser un derecho básico de toda la población. Actualmente, en València 1 de cada 5 casas se encuentra en riesgo de vulnerabilidad energética.

Tengo en cuenta la calificación energética al comprar electrodomésticos

Cuando tenemos que comprar o renovar un electrodoméstico, es importante fijarnos en que tenga una calificación energética A. Aunque el precio inicial pueda ser mayor, puede ahorrarnos mucho dinero en facturas de la luz y hasta 141 kgCO2 al año.

Tengo en cuenta la calificación energética al comprar o alquilar un piso

Nuestra vivienda es posiblemente la compra más importante que hacemos a lo largo de nuestra vida. Una calificación energética alta implicará que pasemos menos frío en invierno, menos calor en verano, tengamos menos ruidos y vivamos de una forma más agradable. Con ello, podemos además ahorrar hasta 882 kgCO2 al año.

Hablo con mis vecinos/as para tener más zonas verdes en el edificio (terrazas verdes, huertos urbanos…).

Una ciudad climáticamente neutra es una ciudad verde, con espacios agradables donde pasear, jugar y disfrutar. Podemos hablar con nuestros vecinos y vecinas para poner una huerta en la cubierta del edificio, hablar con la asociación de vecinos para pedir al Ayuntamiento un nuevo parque, o hablar con las familias del colegio para hacer un huerto comunitario en el patio.

Hablo sobre cambio climático y transición ecológica

Recuerda que los cambios colectivos tienen mayor impacto, ¡cuántos más seamos, mejor! Te animamos a hablar con tu familia, amigos/as y vecinos/as sobre cambio climático y cómo conseguir que València sea más sostenible y agradable para todos y todas. También podéis organizar una visita al Observatorio del Cambio Climático para informaros.

Me implico en asociaciones, cooperativas u ONGs climáticas

La lucha contra el cambio climático y la defensa de un modelo energético justo y renovable es una tarea colectiva. Uniéndonos a otras personas podemos tener mayor impacto y hacer que nuestras reivindicaciones se escuchen.

Promuevo y demando proyectos sostenibles en mi barrio: huertos urbanos, carga de vehículos eléctricos, zonas peatonales, carriles bici, comunidades energéticas, etc.

Hay cambios que no se pueden hacer desde lo individual. Únete con las personas y asociaciones de tu barrio para pedir proyectos que transformen el barrio y lo hagan más sostenible, solo así se conseguirá una verdadera transformación de València en una ciudad climáticamente neutra, por y para las personas.

Comparto los viajes en coche siempre que puedo

Compartir coche para nuestros desplazamientos al trabajo, la universidad o de ocio reduce problemas como el ruido, la congestión y la contaminación del aire, además de permitirnos ahorrar hasta 314 kgCO2 al año.

Priorizo mi barrio y alrededores para comprar, trabajar y hacer ocio

La idea de la ciudad de 15 minutos significa vivir, trabajar y disfrutar principalmente en mi barrio y los barrios a los que puedo llegar en 15 minutos caminando o en modos de transporte no contaminantes. Reducir desaplazamientos innecesarios gracias a la idea de la ciudad de 15 minutos puede ahorrar hasta 204 kgCO2 al año.

Reduzco mis viajes en avión

El avión es, con diferencia, el medio de transporte que más contamina. Usar el tren u otros medios de transporte en vez del avión, para nuestros desplazamientos de vacaciones o trabajo, puede hacernos reducir hasta 1900 kgCO2 al año.

Reduzco mis viajes en coche

Más del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero de València provienen de la movilidad. Usar el transporte público, la bicicleta o caminar en vez de usar el coche privado puede hacernos ahorrar hasta 2300 kgCO2 al año.

Top